Una plataforma española ha creado el trueque 2.0. Trocup es una plataforma con un diseño operativo muy peculiar para ayudar a intercambiar cosas. En plan trueque. Una especie de Amazon a la española con el que cambiar cosas que se aprecian en esta tierra y con el estilo de la gente de aquí. 

 
El impulsor de Trocup es Francisco González, al que se podía definir como un friki irreductible de los podcast. Pero también escucha, escucha del orden de 20 ó 30 horas a la semana de los podcast a los que está suscrito. Unos 120 y su número sigue creciendo. 
 
En un primer momento este madrileño que nació en la capital de España pero que se considera adoptado en Sevilla, empezó a grabar sus podcast contando mucho de su vida personal. Algo que no fue más que una proyección de sus habilidades como comercial. De hecho comenzó en la emprendiduría como innovador en el sector de la telefonía móvil hasta que la cosa se vino abajo por una mala relación con el socio que había puesto el dinero para la aventura empresarial.
 
El trocoin
 
Y así fue como llegó a emprender con Trocup. Sin trabajo, aplicó vena emprendedora y decidió probar con los trueques. Convencido de que su idea de negocio podía ser clonada por otros emprendedores y arruinársela, consultó a su entorno y le preguntó a su gente que tal le parecía la idea.
 
Afortunadamente, se decidió a crearla, e incluso con la aplicación de una moneda corriente el trocoin, con el que cambiar e intercambiar dentro de la plataforma de trueque. Utilizó el fondo captado por una campaña de crowfunding que ascendió a 26.000 euros y hoy, el negocio, va viento en popa con 50.000 usuarios que intercambian regularmente artículos que tienen con Trocup una segunda vida.