Las tiendas online son la fórmula más económica de comercializar productos y servicios para profesionales. Las tiendas electrónicas no cierran nunca, no tienen empleados más que sus promotores y pueden llegar a cualquier lugar del mundo con sus ofertas. Sin embargo, para muchos emprendedores el diseño de tiendas online puede ser un problema si no se cuenta con medios económicos para contratar diseñadores o no se tienen conocimientos suficientes.

 
Para casos como esos, Palbin. Una startup española basada en el social commerce que permite crear, con recursos ubicados en la nube, tiendas online para vender sí o sí. El desconocimiento técnico o informático ya no es un problema, ya no es el problema. La ventaja del sistema de Palbin es que se tutela al emprendedor directa y personalmente en cada paso de creación de su propia tienda online. 
 
El precio de la tienda online tampoco es nada del otro mundo, 324 euros anuales como cuota única. Aunque también se puede contratar el servicio por meses y sin ningún tipo de permanencia, ni ninguna cuota de alta.
 
Los emprendedores que están detrás de esta idea de negocio son Alejando Fanjul y Enrique Andreu que lanzaron su primera startup en 2010. Se llamaba Siokia y era una propuesta de asesoría para televisión, telefonía móvil e Internet. Pero fracasó porque el mercado no les dio el respaldo que necesitaba el proyecto. 
 
La ventaja principal de Palbin es la de dar cobertura a emprendedores digitales que apenas tienen conocimiento cuando se lanzan contratar todos lo necesario para montar una tienda online. Palbin no sólo resulta más económica, sino que elimina todos los pasos que engordan la lista de gastos de un proyecto online para ventas en la Red y que un emprendedor que empieza apenas se puede permitir.
 
Palbin ha asistido a 14.000 negocios que han intentado hacerse un hueco en la ventas en Internet. Ese es su éxito.