House of Cards Netflix

Un solo nombre, en este caso el del personaje de ficción Frank Underwood, ha servido para que Netflix recupere la confianza de los inversores en un momento en el que no le ha venido nada mal. Con el estreno de la cuarta temporada de la serie de este personaje, House of Cards, se ha disparado el valor de las acciones de Netflix. Su valor ha aumentado en un 4% para llegar a que cada acción se encuentra valorada en 100$, muy por encima de la reciente bajada que habían sufrido en el pasado mes de febrero.

 

Un éxito del que nadie duda

A veces hay inversores que pierden la confianza en una empresa como Netflix, que todavía está asentando su presencia digital en los equipos y ordenadores de todo el mundo. Su dominio norteamericano se ha visto complementado en los últimos años por la llegada a otros mercados. Ahora mismo a Netflix solo le falta aterrizar en China, para tener una presencia globalizada completa. Los nuevos mercados están recibiendo el servicio con entusiasmo, descubriendo lo que significa disfrutar de una manera distinta de consumir contenidos de cine y televisión con libertad.

Filosofía comercial de éxito

Si algo está logrando Netflix es crear negocio para un tipo de producto que aún no estaba instaurado. Y lo ha hecho bajo una filosofía comercial que ellos mismos han probado y demostrado su funcionalidad. Como seguramente ya sabéis si habéis probado Netflix (aunque sea en su mes de suscripción gratuito), el servicio divide sus contenidos en producciones propias de cine y televisión, en recuperación de series antiguas y en reunir películas y series de otras productoras. El contenido es tan variado que llega a todo tipo de público, resultando difícil que haya alguien que no encuentre algo con lo que pasar el rato.

Netflix no tiene índices de audiencia como los de las televisiones normales, pero bien podría analizar los tuits y mensajes en redes sociales que aparecen sobre sus series. La empresa también está ganando premios y ha derribado la barrera que indicaba que para Internet no se producen buenos contenidos. Tiene series que garantizan a Netflix un reflote de sus acciones incluso en los peores momentos, como puede ser la mencionada House of Cards, Daredevil o Narcos. Su futuro está garantizado.