Adquirir pan de calidad ahora mismo es un sueño de los consumidores. La nuevas ofertas de consumo de pan y de bollería en este país han seguido una estrategia comercial clara, abaratar precios pero al coste de ofrecer productos con calidades mínimas. Esa oportunidad de negocio ha llevado a las panaderías a ofrecer productos de baja calidad y a que la oferta de buenas harinas para panificación sólo estén disponibles en el 30% de los negocios del sector. 

 
Y lo que ha sido una oportunidad de negocio para unos, también lo ha sido precisamente por lo contrario, para otros. Es lo que les ha ocurrido a los promotores de Madre Hizo Pan, un negocio emprendedor madrileño que sirve pan de calidad a restaurantes y tiendas tipo gourmet de la capital de España. No hay secreto, el pan es el de toda la vida, sólo que un devaluado mercado del pan ha hecho que este negocio familiar brille, y mucho.
 
Promotor
 
El promotor de la idea de negocio fue Miguel Pérez, que nunca había sido panadero, su profesión era la de fotógrafo. Aprendió todo lo que se podía aprender sobre el tema y cuando lo consideró oportuno, abrió una panadería de pueblo en una localidad de 4.500 habitantes de la sierra madrileña, Los Molinos. 
 
Miguel Pérez, en cualquier caso, decidió elevar el listón variando los tiempos de fermentación, recuperó algunas de las fórmulas de masa madre tradicionales y creó un tipo de pan de calidad con cuerpo, aroma, color y presentación únicos. 
 
Tanto gustó su pan que tuvo que abrir otra panadería y su obrador principal se amplió hasta ocupar una superficie de 700 cuadrados para acoger la demanda. A partir de ahí, entró a trabajar su familia, generando oportunidades de empleo para los suyos y comenzó a recibir encargos de restaurantes de prestigio. Con el tiempo, Madre Hizo Pan se especializó en pan de calidad para restaurantes de la Guía Michelín y otros igualmente selectos.
 
Ahora mismo, Madre Hizo Pan produce cuarenta tipos de pan diferentes y 2.500 piezas al día que sirve, entre otros, a sesenta restaurantes de calidad de la Comunidad de Madrid. Las previsiones para el futuro, seguir creciendo como hasta ahora, casi al 40% anual. Todo un récord.