En muchas ocasiones las obras sociales religiosas cubren un hueco que donde no llegan los gobiernos. Es el caso de la obra de la iglesia cristiana universal del Reino de Dios (ICURD). Su obra social va destina a todos aquellos, sean o no seguidores, que tengan problemas tanto físicos como existenciales.

La obra está divida en varios proyectos, función del colectivo que ayuda o el fin que tiene. Esto se hace para abarcar al mayor número de personas posibles, ya que como decimos su objetivo es ayudar a todos aquellos hombres o mujeres que se encuentre con problemas en sus vidas y no encuentren el apoyo necesario en su entorno cercano.

Proyectos de la religión cristiana universal del Reino de Dios (H2)

Para conseguir cumplir mejor con su objetivo la obra social de la iglesia se divide en los siguientes proyectos:

  • Mimo Saludable: Parte como una iniciativa de los voluntarios de la iglesia con el fin de ayudar de manera altruista a todos los niños que están en hospitales infantiles para hacer más humana y llevadera su estancia, ya sea por patologías leves o crónicas, lejos de su familia y amigos.
  • Madres en Oración: Se trata de ayudar a todas esas madres que se encuentran con hijos con adicciones, violentos, problemas depresivos, dificultades para relacionarse, problemas de salud o comportamiento. Se trata de situaciones que son complicadas y que muchas madres no saben cómo llevarlo o cómo reaccionar.

El objetivo no es cambiar a los hijos pero si ayudar a que vaya por el buen camino y dirigirlos a quien realmente les debe guiar: Dios. Con este objetivo, miles de mujeres se reúnen cada semana para orar en favor de sus hijos. Además, cada mes se hace una escuela de padres, una charla orientativa sobre temas de la vida cotidiana para ayudar tanto a los padres como a las madres en la crianza de sus hijos para sobreponerse a todos los problemas.

  • Proyecto Rahab: Muchas pueden ser las aflicciones de una mujer pero cuando además es cualquier tipo de abuso, se crea una herida que es muy difícil de curar. Recuerdos que no se pueden olvidar porque nos marcan y convierten en una persona triste y con problemas para relacionarse.

Es por eso que se crea el proyecto Rahab en el año 2011. Su objetivo es auxiliar a las mujeres que han pasado por algún tipo de violencia doméstica y ahora viven intentando esconder de lo que pasó.  Este proyecto se centra en hacer reuniones cada mes, cursos de motivación, visitas a casas de apoyo y orientaciones personales.

  • Donación de Sangre: Cada 4 meses se realiza en las distintas instalaciones que tiene el Centro de Ayuda la donación de sangre. La Cruz Roja junto con su equipo se dirige a la sede principal durante todo el día, para que todas las personas que quieran, puedan hacer la donación, y en definitiva, el acto de solidaridad hacia quien más lo necesita.
  • Visitas a Cárceles: Un día a la semana los voluntarios del Centro de Ayuda se movilizan para hacer visitas a las cárceles, llevar una palabra de ánimo y fuerza, tanto a los detenidos como a sus familiares. Además, se les ofrece artículos de higiene personal y ropa.
  • Distribución de Bolsas de Alimentos: Cada semana se hace la entrega de productos básicos y no perecederos a las personas que reúnen unos determinados requisitos y que están pasando momentos difíciles en el terreno económico. Muchos están sin empleo, otros no llegan a final de mes. Se les distribuye una bolsa con alimentos, se habla con ellos y se les hace un seguimiento. El objetivo es ayudarles a salir de esa situación complicada de la forma más digna posible.