Ibérica de iluminación

Dos emprendedores españoles muy jóvenes se han liado la manta a la cabeza y, con apenas 18 años, han constituido una empresa dedicada a la comercialización de proyectos de iluminación con leds.

    

Son Cristóbal Guijarro y Laura Romero, que tienen a su cargo a una docena de empleados. Su empresa es una parte de otra que se dedica a la limpieza de superficies profesional. Ellos decidieron orientarse hacia la iluminación profesional cuando detectaron un nicho comercial casi intacto.

La bombilla, nunca mejor dicho, se les iluminó cuando un cliente para el que tenían contrato de limpieza, les propuso cambiar la iluminación de una parte de la edificación.

Idea en el aire

Las sustituyeron por unas de bajo consumo. Y les picó la curiosidad. Investigaron si había margen para hacer negocio con esa actividad a base de leds y vieron que había mucho todavía por hacer.

La empresa se denomina Ibérica de Iluminación y se dedican, como se ha comentado a diseñar espacios personalizados para diferentes tipos y estilos de iluminación. Para adaptar las necesidades de iluminación a cada cliente, pero, sobre todo, para reducir la factura de la luz de una manera clara y definitiva.

Ambos emprendedores le pueden demostrar a los clientes que resulta fácil ahorrar hasta un 90% en el gasto de iluminación, potenciando la aplicación de leds de bajo consumo y haciéndolo de una manera racional, con patrones de eficiencia y pensando en hacer más con la menor potencia. Su labor básica es la de asesorar y luego demostrar que su modelo es el más ventajoso.

La inversión inicial fue de 30.000 euros y la primera facturación rondó los 200.000 euros. Un negocio que, como se ve, brilla con luz propia. Así nació y así sigue un modelo de comercialización de proyectos de iluminación con leds que se traduce en ahorro.