Una de las mejores ciudades en España para visitar en un fin de semana es Granada. Sin duda se trata de una ciudad donde se junta una oferta cultural, gastronómica y de ocio, que difícilmente se encuentran en otros lugares. Vamos a hacer una guía de todo lo que podemos hacer en Granada en un fin de semana.

Podemos partir un viernes por las tardes después de trabajar, por ejemplo, desde Madrid y coger un tren en la estación de Atocha en Paseo de Santa María de la Cabeza 12. El viaje dura unas cuatro horas en tren. Si nos decidimos por viajar en coche, desde Madrid son algo menos de 5 horas.

Lo primero que debemos seleccionar es donde dormir. Granada, como buena ciudad turística, tiene una oferta hotelera bastante amplia y se ajusta a todos los bolsillos. Podemos encontrar desde hoteles de lujo hasta albergues. Ahora está muy de moda el hostel Granada, un híbrido entre ambos y que ofrece una mezcla de las ventajas que tienen los hoteles y los albergues.

Una vez tengamos resuelto este problema, la noche del viernes la podemos aprovechar para disfrutar de su cultura de la tapa. Aunque es algo típico de España, es en Granada donde podemos degustar algunas de las mejores y donde todos sus bares las ofrecen de manera gratuita junto con la bebida. Además, también podemos conocer un poco la oferta de ocio nocturna, ya que al ser una ciudad universitaria es bastante amplia y para todo tipo de perfiles.

Para el sábado podemos dedicar la mañana a ver el principal monumento de la ciudad, la Alhambra. Es el monumento más visitado de España con casi 3 millones de visitantes. Por tanto, debemos tener la entrada por adelantado, ya que en la taquilla salen muy pocas a la venta y deberíamos de madrugar para conseguir una.

Por la tarde, podemos pasear por el centro de la ciudad, donde se respira toda su historia. Sin duda un punto que no nos podemos perder es su catedral. Es una construcción que resalta sobre el resto de los edificios del centro. Además, acoge la tumba de los Reyes Católicos, monarcas que cambiaron la historia del país.

Por la tarde noche, si no estamos muy cansados podemos subir al barrio del Albaycín para disfrutar de las vistas del atardecer. Con la Alhambra y la sierra de fondo no deja indiferente a nadie. Una vez haya terminado podemos disfrutar de algún espectáculo flamenco por el barrio del Sacromonte,

Para el último día, podemos subir a la sierra para esquiar. Como pasaba con la Alhambra, lo mejor es tener el forfait Sierra Nevada con antelación. Con más de 100 kilómetros esquiables, se trata de una de las estaciones más importantes de España. Cuenta con pistas para todos los tipos de esquiadores, desde principiantes que estén empezando, hasta pistas para esquiadores experimentados a los que les gusten un mayor nivel de dificultad.

Esto es solo una parte de lo que se puede hacer en Granada durante un fin de semana, sin que nos dé un ataque de ansiedad, ya que son muchas más las actividades que se pueden hacer pero tampoco queremos agobiar. Está claro que pasar un fin de semana en Granada es uno de los mejores planes que se pueden hacer.

Compartir
Artículo anteriorCambios de hábitos