En algún momento de nuestras vidas nos podemos encontrar en la terrible y preocupante posición de ser acusados de haber realizado algún tipo de crimen o ser víctimas de ello.

abogados criminalstas

Estas situaciones desencadenan una serie de acontecimientos determinantes para el destino de nuestras vidas y para salir airosos de las mismas debemos demostrar ante el Estado y las autoridades nuestra inocencia o la culpabilidad del delincuente, para lograr esto necesitamos de la ayuda de un profesional del derecho, quien cuenta con todos los conocimientos necesarios para orientarnos hacia una victoria legal. Estos profesionales son denominados abogados criminalistas.

Cada estado cuenta con una serie de leyes que rigen los procesos y determinan la gravedad del delito, asignando así una sentencia acorde con la valoración asignada al mismo. La máxima autoridad legal del país es la encargada de terminar el veredicto mediante un juicio. La labor del abogado es actuar como representante del acusado o del demandante, fungiendo como intermediario con la otra parte, por eso es necesario conocer un criminalista en Madrid de calidad.

La función principal del abogado, además de orientar el proceso y que este sea lo más favorable posible para su contratante, es convencer mediante argumentos que lo que plantea su parte es la verdad.

Entre los diferentes delitos de los que se encarga un abogado criminalista están los delitos federales, distribución y tráfico de drogas como cocaína, marihuana, metanfetaminas, entre otras, delitos sexuales (violación, pornografía), acoso, confiscación de bienes, homicidios, fraudes, robos, falsificación de documentos, apelaciones, violencia doméstica, conducir sin licencia o bajo los efectos del alcohol o estupefacientes, entre otros.

El éxito en los asuntos penales depende de cada uno de los sucesos. En algunos casos la intención y función del abogado es demostrar la inocencia o culpabilidad por sobre todas las cosas, en otros casos las pruebas que se recaudaron, o que son presentadas por la parte demandante, hacen imposible que exista la posibilidad de una sentencia que dictamine la inocencia, en este caso la función del abogado será conseguir la pena menor o los mejores resultados para el cliente dentro de lo posible.

Al contratar a un abogado prácticamente estamos poniendo el destino de nuestras vidas en sus manos, por eso se debe tener en cuenta que si se poseen los recursos necesarios se debe contratar al mejor experto como el abogado penalista Martín, quien es criminalista en Madrid. También se debe considerar la especialidad del abogado que estamos contratando, sus fortalezas, debilidades, número casos ganados, número de casos perdidos; pero lo más importante es que exista una relación de confianza entre el abogado y el cliente, si no existe confianza se está destinado a perder el caso porque se presentan obstáculos en el camino y puede que no se actúe con base en la verdad.

El abogado tiene que estar dispuesto a estar disponible para el cliente en cualquier momento, bajo cualquier circunstancia y el cliente tiene que tener plena certeza de que así será.